martes, 29 de diciembre de 2009

119 AÑOS DE LA MASACRE DE WOUNDED KNEE

Hace 119 años alrededor de 300 mujeres, niños y hombres desarmados fueron masacrados en WOUNDED KNEE...en su memoria






Había una mujer con un bebé en sus brazos que fue asesinada cuando estaba a punto de tocar la bandera de tregua, y las mujeres y los niños por supuesto se esparcieron por todo el campamento circular hasta que fueron matados. Muy cerca de la bandera de tregua, una madre fue acribillada con su bebé. El niño, sin saber que su madre estaba muerta, seguía mamando, y ésa fue una escena especialmente triste. Las mujeres, mientras escapaban con sus bebés, fueron asesinadas juntas, atravesadas por las balas, y las mujeres embarazadas también fueron asesinadas. Todos los Indios huyeron en estas tres direcciones y, después de que casi todos ellos habían sido asesinados, alguien gritó que todos los que no habían muerto debían salir y que estarían a salvo. Unos niños pequeños que no estaban heridos salieron de sus refugios y, en cuanto estuvieron a la vista, muchos soldados los rodearon y los asesinaron ahí mismo. (American Horse de los Oglala Sioux, 1891)




"...Se entabló la lucha, mano a mano, sin ser anunciada por el clamor de la trompeta...Los sioux caían uno a uno.. el Séptimo les mató a todos."






"Los soldados comenzaron a desarmar por la mañana a los de Big Foot, los cuales acampaban en el llano contiguo al otero en que ahora están el monumento y el cementerio. La gente amontonó casi todas las armas de fuego, e incluso los cuchillos, junto al tipi de su jefe enfermo. Había blancos en el cerro y sus alrededores, y también en el sur, al otro lado de la cañada, y el este, a lo largo de Wounded Knee Creek. La partida estaba casi rodeada y los fusiles de carro la apuntaban.
 



Como algunos no habían entregado sus armas, los soldados registraron los tipís, tirando objetos y tocando todo. Un hombre llamado Yellow Bird estaba con otro delante del tipi donde Big Foot se hallaba enfermo. Telas blancas los cubrían por completo, con agujeros para mirar, y escondían los fusiles debajo de ellas. Un oficial los cacheó.



Desarmó al otro hombre y pretendió hacer lo mismo con Yellow Bird, el cual se resistió. Luchó con el oficial y, durante la pugna, el arma se disparó y mató al wasichu. Los soldados y algunas personas aseveran que lo hizo voluntariamente; sin embargo, Chief Dog, que asistió al lance, asegura lo contrarío. En cuanto sonó el disparo, un oficial mató a Big Foot de un tiro, a pesar de que estaba enfermo en el interior del tipi.



De pronto nadie supo lo que ocurría, salvo que los soldados estaban dando fuego y los fusiles de carro diezmaban al pueblo. Muchos perecieron en el mismo sitio en que se encontraban. Las mujeres y los niños corrieron hacia la cañada, ascendiendo en dirección al oeste. Los soldados los cazaban durante la huida. Había únicamente un centenar de guerreros y casi quinientos wasichus. Los bravos se precipitaron al montón de fusiles y cuchillos. Hasta que consiguieron recobrarlos, combatieron al enemigo con las manos desnudas...


Entretanto, muchos lakotas, que habían percibido las descargas, llegaban de Pine Ridge. Mujeres, muchachos y niñitos, muertos y heridos, sembraban los lugares por donde habían querido escapar. Los wasichus los habían acosado a lo largo de la cañada y los habían asesinado. A veces estaban amontonados, porque habían intentado acurrucarse en grupo, y algunos estaban aislados; otras veces, pilas de ellos habían sido destrozadas por el impacto de los fusiles de carro. Hallé a un pequeñín que intentaba mamar, pero su madre, cubierta de sangre, había muerto.

Dos niños, en la cañada, se habían defendido y habían matado soldados, cuyos cadáveres vimos. Los niños estaban solos e ilesos. Eran muy intrépidos. Hombres, mujeres y niños, apilados o separados, cubrían el llano que había en la base del otero en que los wasichus dispusieron sus fusiles de carro, y hacia el oeste, subiendo por la cañada hasta la cumbre, se encontraban cadáveres aislados de mujeres, muchachitos y niños. Al ver aquello deseé haber muerto también, aunque no me apené por las mujeres y los pequeños. Era preferible que gozasen de la felicidad del otro mundo. Anhelé estar con ellos. Pero ansiaba desquitarme antes de morir. Pensé que llegaría el día en que podríamos vengarnos".


Era un agradable día invernal cuando la desgracia sucedió. El sol lucía. Pero cuando los soldados, cumplido su sucio cometido, se retiraron, principió a caer espesa nieve. El viento se suscitó con la noche. Hubo una tremenda ventisca e hizo mucho frío. La nieve se acumuló en la retorcida cañada y la transformó en un largo sepulcro de mujeres, muchachos y niños destrozados, que jamás hicieron daño alguno y que sólo intentaron huir. (Black Elk)
 
Poco después de la masacre de Wounded Knee, los miembros de la Séptima Caballería fueron condecorados con la Medalla de (des)Honor por sus "valientes esfuerzos" en defensa de lo que se conoce como La Gran Manera Americana.
Puedes firmar la petición para rescindir dichas medallas
 
   





11 comentarios:

  1. El blog me parece muy interesante me gusta mucho pero creo que hay un error en el nombre de American Horse pues la foto corresponde al jefe Big Foot.Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, la foto es de Big Foot a lo que me refería con AMERICAN HORSE es a las palabras arriba escritas, Gracias Wanbli.

    Saludos

    Rebeca

    ResponderEliminar
  3. Se echa de menos la información que había sobre AIM en las luchas de los años 60 y 70

    ResponderEliminar
  4. La tristeza me llana mi ser ver tanta maldad por parte de aquellos asesinos y genocidas que han venido a exterminar todo lo que encontraban a su paso, no respetaron ni siquiera a los niños ni a las madres embarazadas los mataron cual animal, ellos merecen todo lo peor que pueda existir en este mundo, y que todavía aun siguen haciendo sus fechorias donde quiera que vayan

    Algún día nos levantaremos y veremos quebrantado a todo su imperio de ASESINOS
    VIVA LOS NATIVOS AMERICANOS

    ResponderEliminar
  5. yo siempre he dicho que la matanza de los nativos americanos , es otro holocausto, no entiendo , como la gente no puede verlo. pilamayayee.

    ResponderEliminar
  6. que triste es darnos cuenta de la maldad que hay en ese tipo de gente y mas triste ver que después de tantos años aun haya discriminación racial

    ResponderEliminar
  7. hola me gustaria saber donde esta la peli donde la busco quiero berla

    ResponderEliminar
  8. la verdad es una desgracia grande lo que les paso a nuestros antepasados, me refiero a toda america en el norte a nuestros hemanos ""SIUXS"engeneral a todos y el el sur a mis antepasados los " INCAS " un dia seremos fuertes y podremos recuperar nuestra identidad.......

    ResponderEliminar
  9. siento una gran tristeza por todo el sufrimiento que padecieron los hermanos indios del norte ... victimas de la avaricia desmedida del hombre blanco llegado de europa ... que dolor tan grande al verse despojados de sus tierras y encerrados en reservaciones privados de su libertad plena en que vivian junto al bisonte en esas inmensas praderas siglos antes ... un gran dolor siente mi corazon

    ResponderEliminar
  10. La batalla de la Pradera, marcó un sentimiento de unión entra las naciones indias, si se hubiese aprovechado mejor el resultado de la Batalla de Little Big Horn, de repente se hubiera negociado mejor el respeto al búfalo y la tierra, lamentablemente los comisionados indios no cumplieron su papel y acabaron sojuzgados al interés del ferrocarril y los grandes intereses de Wasghinton, el soldado de caballeria y el indio de las praderas dejaron marcas de valentía y honor y por eso al margen de los resultados escribieron páginas de gloria para la Historia, un saludo al guerrero de las praderas y a las naciones indias.

    ResponderEliminar
  11. El exterminio de los nativos del continente Americano, fue especialmente sistemático en América del norte, hoy día la composición étnica del continente es la mejor prueba, hay una gran diferencia en la parte colonizada por los Anglo Sajones y los Hispanos, los segundos tampoco nos sentimos orgullosos de como lo hicimos pero como decía San Agustín, aunque me considero un pecador si me comparo soy un santo.

    ResponderEliminar

BIBLIOGRAFÍA

BIBLIOGRAFÍA
LEONARD PELTIER

IN THE SPIRIT OF CRAZY HORSE

IN THE SPIRIT OF CRAZY HORSE

BURY MY HEART AT WOUNDED KNEE

BURY MY HEART AT WOUNDED KNEE

RUSSEL MEANS

RUSSEL MEANS
Where white men fear to tread

OBJIWA WARRIOR

OBJIWA WARRIOR
Dennis Banks

LAKOTA WOMAN

LAKOTA WOMAN

OHITIKA WOMAN

OHITIKA WOMAN

BLACK ELK SPEAKS

BLACK ELK SPEAKS

THE SACRED PIPE

THE SACRED PIPE

INDIAN UPSRISING IN THE RIO GRANDE

INDIAN UPSRISING IN THE RIO GRANDE

BOOK OF THE HOPI

BOOK OF THE HOPI

THE JOURNEY OF CRAZY HORSE

THE JOURNEY OF CRAZY HORSE

THE LAKOTA WAY

THE LAKOTA WAY

WISDOM OF THE NATIVE AMERICANS

WISDOM OF THE NATIVE AMERICANS